Envíos gratuitos a partir de 20€ a España Peninsular

Efecto rebote del acné tras el verano… y 10 tips para evitarlo.


El Sol es un elemento omnipresente en nuestro día a día y que obviamente afecta al estado de nuestra piel… y en el caso del acné tiene una relación, cuanto menos, contradictoria. ¿Por qué?

Es cierto que durante la época de verano, donde nuestra exposición al sol es mayor, nuestro acné mejora, y lo va a hacer por varios motivos:

  • El primero es quizás obvio… gracias al grado de bronceado que se consigue durante estos meses, nuestra piel se percibe estéticamente mejor, es decir, todos nos vemos mejor, más guap@s e incluso se disimulan las imperfecciones.
  • Además la radiación UV que recibimos del Sol cuenta con un efecto bactericida con lo que la población de Propionibacterium Acnes se encuentra más controlada. Recuerda que el aumento de la población de estas bacterias está relacionada con la aparición y agravamiento de los casos de acné.
  • Y para terminar con esta mejora momentánea, te diré que el Sol cuenta con un efecto inmunosupresor por lo que va a disminuir la inflamación que acompaña a las lesiones del acné.

Por tanto, es cierto que durante el verano notamos una cierta mejoría… el problema es que en la época del otoño y si no hemos adoptado las medidas adecuadas sufriremos lo que se puede definir como un “efecto rebote” post verano, con lo que no solo vamos a perder esa mejoría sino que incluso las lesiones pueden empeorar.

¿Por qué? Pues porque básicamente nuestra piel sufre un grado de agresión mayor, se ha deshidratado, el estrato corneo se ha engrosado para, precisamente, protegernos del sol y para cerrar la ecuación la secreción sebácea se ha visto aumentada. Todo esto, unido a que el verano es una época propensa para relajar nuestros hábitos, hace que podamos sufrir este empeoramiento.

En resumen… piensa que con el Sol tenemos esa dualidad, una mejoría momentánea y también un efecto comedogénico.

Así que a la vuelta del verano y expuestos a un repunte de nuestro “acné”, os proponemos unos tips que os pueden ayudar:

  1. No te olvides nunca de la limpieza, mañana y noche. ¿Cómo? Con gel derma + tónico @5punto5. Desmaquíllate con el aceite seco @5punto5, apto para pieles grasas.
  2. Recuerda exfoliarte la piel unas 2 veces a la semana, por la noche. El tónico, usado con gasa, te produce un efecto exfoliante.
  3. No manipules los granos. Para las imperfecciones, utiliza el Roll-on S.O.S. @5punto5.
  4. Mantén la piel hidratada. Una piel grasa también debe hidratarse. Por la mañana, usa una crema adecuada a pieles acneicas. Por la noche, un serum es la opción más recomendada. Te recomendamos la crema piel grasa y serum de vitaminas de 5punto5.
  5. El maquillaje, escoge siempre uno “apto” para pieles grasas.
  6. Utiliza una protección solar adecuada para una piel grasa o con tendencia acnéica.
  7. Consume frutas y verduras de temporada. Evita los picos de insulina.
  8. Realiza ejercicio, aeróbico y anaeróbico, moderado.
  9. No olvides dormir al menos unas 7 horas diarias, evitando el estrés.
  10. Evita el tabaco y el alcohol
Logo 5 punto 5