Cuidados para el verano

Estamos cerca o ya disfrutando de un merecido descanso, pero no hay que descuidar la salud, sino todo lo contrario. Es buen momento de retomar buenos hábitos que nos ayuden tanto en nuestro periodo vacacional como para continuarlos en el nuevo curso.

 

Te damos algunos consejos que sin duda te ayudarán a cuidar tu piel este verano:

  • Consume alimentos frescos y naturales, y di sí a una alimentación rica en frutas, verduras y hortalizas de temporada. Combina colores, ya que cada una te aportará unos antioxidantes diferentes. La sinergia de las mismas, potenciarán su efecto. Todas ellas te aportarán además, muchas vitaminas y oligoelementos.
  • Mantente hidratado. El agua es el líquido por excelencia para tener una buena hidratación. Recuerda que de nuestro peso corporal, el 60% aproximadamente es agua. ¿Cuál es el aporte de agua recomendado al día? Una media de 2,5 litros.
  • Practica ejercicio físico de forma moderada. Cuando hacemos ejercicio se secretan unas sustancias denominadas endorfinas, proporcionando una sensación de tranquilidad, satisfacción y bienestar. También se regula la liberación de serotonina, “el químico de la felicidad”. Sin embargo, cuando el deporte se ejercita de manera extrema se entra en situaciones de estrés y las cosas cambian. En estos casos el ejercicio se convierte en pro-oxidante. Lo ideal es una combinación de ejercicios aeróbicos (andar, nadar) y anaeróbicos (flexiones y abdominales). Además, es recomendable hacer respiraciones profundas todos los días.
  • Sí al sol, pero con moderación.
    • Si te vas a exponer al sol, siempre con protección solar. Es recomendable usar protectores que contengan antioxidantes en su formulación y aceites vegetales protectores, como puede ser el aceite de sésamo o el de semilla de frambuesa.
    • La ropa es un excelente protector solar. Ponte una gorra o un sombrero para evitar quemaduras solares en la cara, orejas y cuello, así como gafas de sol…
    • Minimiza el uso de productos cosméticos si vas a tomar el sol. Alguno de sus ingredientes podría ser fotosensible.
    • No tomes el sol en las horas centrales del día (12.00-16.30).
    • Si tomas frutas y verduras variadas y en abundancia, ricas en antioxidantes, tu protección será sin duda, más efectiva. Una buena costumbre, tomar un batido variado de éstas antes de exponerte al sol.
  • Cuida tu piel. Usa cosmética que proporcione activos antioxidantes, hidratantes y regenerantes, clave en la prevención del envejecimiento prematuro, por su capacidad para neutralizar los radicales libres. Fundamentales después de tomar el sol.

 

Los activos que incorpora 5punto5 te ayudarán sin duda a retrasar el envejecimiento de tu piel y te aportan todos los activos que necesitas.

Entre nuestros ingredientes, destacamos para después del sol:

  • Las vitaminas A, C y E encapsuladas en liposomas, que mejoran la hidratación de la piel, mejoran su elasticidad, la regeneran y la protegen de estrés oxidativo.
  • Los polifenoles del olivoantioxidante muy completo,  que protege la estructura celular y los lípidos de la piel. La capacidad antioxidante es semejante a la de la vitamina C, pero con gran estabilidad.
  • Los triterpenos del olivo, que además de ser preventivos de cualquier proceso dérmico que curse con inflamación, fijan el colágeno, disminuyen las manchas de la piel y minimizan el envejecimiento de las células.
    • La sinergia de los polifenoles y triterpenos del olivo, en una concentración determinada que usa 5punto5 ha sido objeto de una patente mundial –W02014198842 (A1), ya que permite una elevada protección de la piel.
  • El extracto del alga Isochrysis Galbana,un potente antioxidante, habiéndose demostrado que es 100 veces más potente que la fucoxantina. Este extracto se ha obtenido gracias a un proyecto de investigación Europeo que finalizó en otoño de 2017.
  • La nicotinamida, una vitamina hidrosoluble con grandes propiedades para la piel y entre ellas, que actúa frente a las manchas de pigmentación.
  • Los aceites vegetales de primera presión en frío, como el argán, el sésamo, camelina, etc. te van aportar un extra de hidratación.

 

¿Dónde encuentras estos activos?

Principalmente en el serum de vitaminas, serum reparador, aceite seco, cremas hidratantes tanto para piel joven, piel madura, piel seca u otros tipos de piel.

Y recuerda: la limpieza es la base de cualquier cuidado de la piel.