Los envíos pueden sufrir pequeños retrasos de máximo 3 días debido al periodo vacacional.

Cómo hidratar la piel seca en invierno


hidratar la piel seca en invierno

¿Alguna vez te has preguntado cómo hidratar la piel seca en invierno? La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo, la primera barrera de defensa y el espejo de lo que nos pasa por dentro. La piel nos protege del calor, del frío, de la luz solar, de heridas e infecciones. También nos ayuda a regular la temperatura del cuerpo, conserva agua y grasa, produce vitamina D y mucho más.

El estrato córneo (capa celular más externa de la epidermis) tiene una estructura semejante a nuestras casas (ladrillo- corneocitos muertos- y cemento- proteínas y ácidos grasos-). A su vez, este estrato está cubierto por un manto hidrolipídico, que es una mezcla de sebo (secretado por las glándulas sebáceas) y sudor (proviene de las glándulas sudoríparas). Todo ello confiere la textura y aspecto de la piel (elasticidad, flexibilidad, firmeza), y cuya función es hidratar y constituir una barrera de protección. Dónde grasa y humedad desaparecen, la piel pierde su equilibrio.

La piel no es estática. Numerosos factores externos e internos hacen que nuestra piel se manifieste de forma variable. Uno de esos factores externos por los que la piel puede verse alterada es la llegada del frío y del invierno. La piel puede sufrir sequedad e irritación, sobretodo en pieles finas, sensibles y delicadas. Cuanta más fina sea la piel, mayor riesgo tiene para perder ese equilibrio y por tanto, secarse.

¿Por qué es importante saber cómo hidratar la piel seca en invierno?

El frío contrae los vasos sanguíneos, lo que provoca retraso en la renovación celular (acumulando las células muertas), y menos llegada de oxígeno y nutrientes a la dermis. No hay duda que la hostilidad ambiental puede hacer sufrir la piel, mostrando externamente un aumento de capilares dilatados o arañas vasculares, rojeces, exageración de la descamación y una deshidratación de las capas más externas de la epidermis.

Además del frío, hay otros muchos factores que pueden incrementar esta modificación fisiológica de la piel: la edad, cambios hormonales, diferentes patologías, predisposición genética, cuidados incorrectos, etc. También, y donde menos glándulas sebáceas tenemos (brazos, piernas, planta del pie, palma de la mano, labios), la sequedad se puede acentuar.

Importancia de los cuidados de la piel en invierno

Nadie pone en duda que el invierno es una estación muy importante para cuidar la piel.

Si estableces una rutina, mañana y noche, te ayudará sin duda a mantener una piel sana.

  • Por la mañana, la rutina debería incluir: Limpieza + Tonificación + Hidratación + Protección Solar.
  • Por la noche, sustituiremos la protección solar por activos que ayuden a la regeneración nocturna de la piel.

El limpiador a elegir en una piel con tendencia a la sequedad, debe tener agentes restauradores de lípidos. En este sentido, desde 5punto5 siempre se recomienda demasquillarse con una aceite vegetal  y que la limpieza también tenga estos agentes relipidizantes.

La tonificación es un paso importante en los cuidados de la piel en invierno, paso transitorio entre la limpieza y los cuidados posteriores, que va a ayudar, entre otras cosas, a una mejor absorción de los activos para el cuidado de la piel. Si bien, el tónico no debe llevar en su composición alcohol y fundamentalmente, deben llevar activos hidratantes, humectantes y calmantes.

En el siguiente paso, la hidratación a través de un cosmético hidratante  es uno de los pasos principales para evitar la deshidratación y la descamación, factores principales de una piel seca. Si bien, éstos deben llevar activos hidratantes (como son, a modo de ejemplo, el ácido hialurónico, aloe vera o la vitamina B5), activos humectantes (como la glicerina), agentes lipidizantes (aceites vegetales, ceramidas y/o mantecas (karité, mango…), y  activos antioxidantes para minimizar el extrés oxidativo de la piel (vitamina C, E, extractos de plantas…). En invierno, muchas veces hay que cambiar de crema, y utilizar una más “untuosa”, debido a que éstas son más ricas en agentes restauradores de los lípidos de la piel. Esto evitará rojeces, descamación, tirantez, grietas, etc. Contorno de ojos, cuello y escote, así como los labios y manos, deben cuidarse con el mismo interés que el rostro.

Por otra parte, para mejorar los cuidados de la piel en invierno se debe aplicar también una crema hidratante corporal o aceite corporal, después de la ducha para proteger aquellas partes de tu cuerpo donde la sequedad se suele acentuar, como son los brazos y las piernas (hacer hincapié en codos y rodillas).

A la hora de definir cómo hidratar la piel seca en invierno, también hay que tener en cuenta que la protección solar es especialmente importante. Las radiaciones solares son constantes y hay que proteger la piel durante todo el año. Un solar “urbano” debería completar su formulación con agentes que aporten hidratación y protección frente al estrés oxidativo.

Por la noche, tras la limpieza y tonificación, se deben utilizar activos que ayuden a la regeneración nocturna de la piel. Retinol y serums ricos en activos antioxidantes, hidratantes, reafirmante, deben ser los productos de elección. . En situaciones donde el ambiente es seco y frío, y si notas la piel seca y tirante,  también puede ser conveniente aplicar unas gotas de aceite mediante suaves toques sobre la piel, tras la aplicación del retinol y/o serum.

Nuestro último consejo relacionado con cómo hidratar la piel seca en invierno, es evitar los peelings, ya que no son adecuados en esta época del año. Pueden dañar la barrera protectora.

Tips para el cuidado de la piel en invierno

Y por último, os dejamos unos tips para el cuidado de la piel en invierno:

1. Mejor la ducha que el baño, con agua templada. Una vez al día y si es posible, corta.

2. Utiliza jabón, de forma moderada, que esté enriquecido con agentes relipidizantes. Mejor, poco espumosos, sin colorantes y aromas.

3. La piel se debe secar mediante toques suaves, nunca por arrastre.

4. Evita los cambios bruscos de temperatura (aumenta el riesgo de capilares dilatadas y arañas vasculares).

5. No te apliques calor directamente.

6. Evita los factores que favorecen los radicales libres y por tanto, el estrés oxidativo en la piel: tabaco, sol, estrés.

7. Practica ejercicio moderado. Activarás la circulación. Los masajes también estimulan el flujo sanguíneo.

8. Utiliza guantes, calcetines y zapatos que aíslen del frío y protejan bien. También gorro u orejeras para proteger las orejas, evitando así la exposición de la piel al frío.

9. Tejido de elección: el algodón. El contacto directo de la lana sobre la piel puede irritarla y favorecer una mayor sequedad. Tanto en la ropa como en el cuidado cosmético, es aconsejable “ponerse capas”.

10. Cuida lo que comes: Bebe mucha agua (los tejidos se mantendrán jugosos). Aumenta la ingesta de verduras y frutas estacionales, mezcla colores y cocínalas en casa, te aportaran muchas antioxidantes; así como los pescados azules, ricos en Omega 3. Reduce los alimentos con azúcares añadidos. La dieta y el estilo de vida, sin duda, te ayudará a tener una piel con mayor brillo y vitalidad.

Productos recomendados para el cuidado de la piel en invierno

Podríamos recomendaros muchos productos de nuestra línea que te ayudarían a despejar la incógnita de cómo hidratar la piel seca en invierno y mejorar su salud, pero si tuviéramos que elegir, nuestra elección sería:

Nuestra crema limpiadora, que además de limpiar, hidrata y calma la piel. A pesar de tener agentes relipidizantes, no deja la piel grasa.

El tónico equilibrante, que además de hidratar la piel, mejora la función barrera epidérmica, por lo que se disminuyen las rojeces en el rostro y mejoran el aspecto y jugosidad.

El absolut Retinol.3. La sinergia entre todos sus activos hace que sea el producto con la fórmula más completa y referencia en la lucha contra todos los síntomas del envejecimiento de la piel. Nuestra crema antiox hidratante dirigida a pieles secas, que aporta emoliencia e hidratación a este tipo de pieles. Su formulación está pensada para proteger y reforzar la función barrera de la piel, aportando una gran actividad antioxidante.