Envíos gratuitos a España Peninsular

Cómo disminuir los picos de insulina

La glucosa es un componente fundamental para el funcionamiento de las células ya que les proporciona energía. Y es la insulina la encargada de manejar el metabolismo de la glucosa. A mayor velocidad de entrada de glucosa, mayor producción de insulina.

El exceso de insulina tiene efectos no deseados en nuestra salud: nos engorda, nos hace sentir hambre, nos impide tener claridad mental, disminuye nuestro rendimiento físico, puede promover la inflamación (aquellas afecciones que llevan el sufijo “itis”), aumenta las posibilidades de contraer enfermedades crónicas…

Por ello, nuestro objetivo debe ser que la glucosa se libere de manera gradual hacia el torrente sanguíneo, y así evitar picos y una secreción excesiva de esta hormona.

Te damos consejos prácticos del día a día para disminuir estos posibles picos de insulina:

  • Consume vegetales, frutos secos, cereales integrales (pan integral, arroz integral…). Los alimentos integrales hacen que la absorción de la glucosa sea progresiva, a un ritmo lento y controlado además de proporcionar mayor cantidad de proteínas, grasas, vitaminas y minerales.
  • Toma mejor fruta entera que en zumo. No es lo mismo tomar fruta que un zumo de frutas, aunque éste sea natural y sin azúcares añadidos. En zumo, la velocidad de entrada será mayor, aumentando también los niveles de insulina.
  • Evita los zumos y bebidas azucaradas Recupera el gusto por beber agua.
  • Consume mejor verdura entera que purés y compotas.
  • Aumenta el consumo de alimentos lo más naturales posibles. Cuanto más cocinado o procesado estén los hidratos de carbono, más rápida será su absorción. No es lo mismo tomar zanahorias crudas, cocidas o en puré.
  • Acompaña las legumbres y cereales con verdura; la absorción será más lenta.
  • Disminuye los alimentos procesados, ricos en azúcares añadidos.
  • Evita comenzar un aperitivo/comida con alimentos que tengan un alto índice glucémico, como son las patatas fritas, el pan…
  • Evita poner azúcar en café, té…
  • Haz ejercicio. Disminuye el nivel de glucosa y mejora la sensibilidad a la acción de la insulina.