Envío gratuito a península y baleares en pedidos superiores a 20€.

Vitamina F: ¿Qué es y para qué sirve en cosmética?

La vitamina F realmente no es una vitamina, tal y como conocemos este término, ya que éstas actúan como sustancias activas que reaccionan con otros compuestos. Mientras que la denominada vitamina F, término para denominar a los ácidos grasos insaturados, actúa formando parte de las membranas celulares.

Lo que sí tienen en común es que al igual que la mayoría del resto de vitaminas, debemos aportarlas a través de la alimentación o mediante suplementos, ya que nuestro organismo no es capaz de sintetizarlas por sí mismo. También a través de la cosmética podemos aportar estos ácidos grasos esenciales.

Así bien, dentro de los ácidos grasos insaturados, denominados como vitamina F, nos encontramos con dos familias, los omega 3 (alfa-linolénico), a la que pertenecen los ácidos eicosapentanóico (EPA) y docosahexanoico (DHA); y los omega 6 (ácido linoléico), a la que pertenecen el ácido gammalinolénico (GLA) y el ácido araquidónico (AA).

Vitamina F a través de la dieta

Nuestra alimentación es fuente natural de vitamina F, destacando estos alimentos ricos en vitamina F:

  • Pescados azules, aconsejando los de menor tamaño: boquerón, caballa, anchoas, besugo…
  • Aceites vegetales, como el aceite de lino y camelina.
  • Frutos secos y semillas: nueces, almendras, semillas de chía, semillas de macadamia…

¿Qué beneficios y propiedades aporta la vitamina F a la piel?

Aunque los beneficios de la Vitamina F son múltiples, dentro de todas las funciones de estos ácidos grasos poliinsaturados y esenciales, destacamos aquellas propiedades para la piel:

  1. Ayuda a mantener la estructura de las membranas celulares de la piel y la restaura en caso de haber sufrido alguna agresión. 
  2. Aumenta la resistencia de la piel frente a agresiones externas: sol, viento, sequedad…
  3. Construye la barrera protectora de la humedad de la piel, evitando la descamación.

La aportación imprescindible de esta vitamina se produce a través de la alimentación y la cosmética.

La vitamina F en cosmética

En cosmética, la principal fuente de vitamina F la encontramos en los aceites vegetales como:

  1. Aceite de borraja, con un aporte muy importante en omega 6.
  2. Aceite de camelina, con más de un 50% de aporte de ácidos grasos poliinsaturados, siendo alrededor de un 35-45% omega 3 y de un 15-25% omega 6, teniendo por tanto, una relación omega 3/omega 6 perfecta.
  3. Aceites como el argán, almendras dulces, calófilo… son también muy ricos en vitamina F, fundamentalmente en omega 6.

Vitamina F en los productos de 5punto5

Aunque utilizamos varios de los aceites vegetales mencionados anteriormente, en este apartado vamos a destacar un producto que está enriquecido en vitamina F: Absolut Photoaging Defense.

Absolut Photoaging Defense incluye en su composición el Complejo AntiOX Omega + , que es un complejo antioxidante que presenta las bio-moléculas más activas presentes en el olivo: ácidos grasos esenciales Omega-9 (Ácido Oléico), Omega-6 (Ácido Linoleico), Omega-3 (Ácido Linolénico), Vitamina E y Tocoferoles, Hidroxitirosol, Ácido Maslínico y Ácido Oleanólico. Este complejo aporta actividad antioxidante, hidratante y refuerza la función barrera de la piel.

Por lo tanto, además de todos los antioxidantes de su fórmula, encontramos estos ácidos grasos esenciales omega 3, 6 y 9, que conforman la llamada vitamina F.